Archivo de la categoría: Finanzas

Es momento de mirar a la bolsa

Resulta curiosa la actual situación en el país. La coyuntura económica es dramática, la tragedia personal es constante, desde Alemania se afirma que 2013 no será para España ni mucho menos mejor que 2012, y sin embargo, la bolsa parece haber adoptado una tendencia alcista verdaderamente positiva, que tiene visos de ir a mantenerse. A muchos esta situación les parecerá verdaderamente contradictoria, una bolsa alcista y optimista en una situación como la actual. No obstante, la realidad es que la bolsa nunca ha funcionado en pos de la economía. La bolsa funciona mediante perspectivas de futuro, y el futuro de las empresas cotizadas españolas y sobre todo de las del principal índice español, el Ibex 35 no es nada desalentador, al contrario, en muchos casos se trata de empresas fuertes que sin ser muy grandes, están bastante internacionalizadas, cada vez menos expuestas a España, y cuyas cotizaciones han sido maltratadas por pertenecer al país y por lo que éste actualmente representa; crisis galopante, burbuja inmobiliaria, sistema financiero rescatado, una tasa de paro de las más altas de los países occidentales… Es por todo esto, que la situación no es tan absurda, responde a los ciclos usuales.

No obstante, hablar en el momento actual de invertir en bolsa en cualquier sitio frecuentado por pequeños inversores independientes, ahorradores que lo único que ven es la dramática situación de la economía del país, implica, en muchos casos, recibir miradas de horror de todos los que estuviesen escuchando en ese momento. Ante coyunturas como las actuales el pesimismo es tan grande que puede llegar a paralizar a aquellos que no entiendan mínimamente en funcionamiento de los mercados financieros. En situaciones como la actual, convendría no dejarse llevar por este desánimo, que puede llegar a embotar y evitar que reparemos en las señales que el mercado da, y desaprovechar oportunidades. Y es que, es en momentos como el actual, en los que surgen verdaderas oportunidades en los mercados: pequeñas empresas a precios aún muy bajos que tienen mucho recorrido para subir, grandes clásicos infravalorados que empiezan a subir de nuevo…

Por si fuera poco, hay varios factores que probablemente favorezcan aún más el alza de los mercados de renta variable, tales como por ejemplo el coto a la rentabilidad de los depósitos bancarios y otra renta fija que ha establecido el Banco de España y que el oro y otros valores refugio empiezan a perder atractivo. Inversores institucionales e insiders diversos ya están entrando, convendría no llegar tarde esta vez.

El absurdo de la barra libre de liquidez

Esta mañana, el Banco Central Europeo ha realizado una “subasta” a la que yo más bien llamaría regalo, en la que ha prestado a 523 entidades financieras unos 500.000 millones de euros. El objetivo teórico de esta subasta es dar liquidez a las entidades financieras para que puedan reactivar el crédito a pymes, empresas, personas… para, en definitiva, reactivar la actividad económica. De paso, si algo les sobraba, podrían comprar algo de deuda soberana para así auxiliar a los países en la venta barata de sus bonos. Los mismos bonos que hace no demasiadas semanas algunas entidades financieras habían desaconsejado hace menos de un mes (http://smlk.es/banca-desaconseja-deuda)

Esta medida, era en mi opinión (como ya expresé ayer por twitter) algo absurdo, lo único que lograban era poner parches a una brecha descomunal, tomar medidas coyunturales, cuando lo que se necesita son cambios estructurales. Simplemente buscaban regalar dinero para que las entidades pudiesen comprar deuda haciendo un negocio redondo, cuando lo que había que hacer era tomar medidas que estabilizasen la economía y devolviesen a la deuda pública el valor de refugio financiero que absurdamente había perdido. Las entidades no iban a usar el dinero para prestar más a personas y empresas como deberían, iban a usarlo para comprar deuda pública, la cual está (en su mayoría) a un interés superior al 1% al que ha prestado el BCE. En cualquier caso, ayer los mercados de deuda se calmaron y el Ibex-35 subió de manera importante.

La subasta no ha tenido, curiosamente, el efecto esperado. Hoy, las bolsas han caído (aunque no demasiado) y la prima de riesgo ha subido hasta los 333 puntos básicos. Mientras los dirigentes europeos sigan tomando las medidas que están tomando, no podemos esperar más que lo que nos está sucediendo, volatilidad, descontrol, inestabilidad y recesión.

Telefónica corta su dividendo, apuesta por su sostenibilidad financiera

Telefónica acaba de anunciar hace unas horas cambios importantes en su política de retribución al accionista. Desde el ingreso de Cesar Alierta en la compañía y hasta ahora, la empresa había mantenido un aumento continuo del dividendo y la retribución al accionista. Ahora, sin embargo, ha decidido modificar la retribución al accionista, para hacerla, en mi opinión, más acorde a la situación actual. A continuación se adjunta un gráfico que muestra la progresión de los beneficios por acción de telefónica y la retribución por acción prevista por telefónica hasta ayer.

Fuente de datos: Bloomberg, elaboración propia.

Estas previsiones de dividendo han sido modificadas, para el año 2011 se mantendrá la retribución prometida, no obstante, lo que resta de pagar del dividendo del ejercicio que está a punto de finalizar,  a saber, 0,83 euros por acción, “se abonará en el mes de mayo de 2012, mediante una combinación de pago en efectivo y en especie, este último mediante la distribución de acciones en autocartera de la Compañía por un importe máximo de 0,30 euros por acción, y sujeto a las condiciones de mercado.

A demás, la remuneración total al accionista para el año 2012 ascenderá a 1,50 euros por acción, incluyendo el pago de un dividendo en efectivo de 1,30 euros por acción y una recompra de acciones por el importe restante. Las acciones propias compradas serán amortizadas y el plazo para realizar dicha recompra de acciones finalizará en mayo de 2013.

Para el año 2013 se establece un mínimo de remuneración total por acción similar a la del año 2012 (1,50 euros por acción). La forma de remuneración (dividendo, recompra de acciones o combinación de ambas) se decidirá teniendo en cuenta las condiciones de mercado y las preferencias de los inversores en ese momento.”   (Telefónica S.A., 2011)

La razón de este cambio de política es bastante clara. Telefónica está en un mercado con una competencia muy importante, que no cejará en sus esfuerzos por imponerse, en un sector, además, que requiere de importantes inversiones en infraestructuras y el mantenimiento de estas, si además de eso tenemos en cuenta la actual situación de crisis económica, la débil situación de los mercados financieros internacionales, la crisis política europea y los ratios de endeudamiento de esta empresa, la decisión que ha tomado es la más sabia que podía tomar.

Sin embargo, esto no quita valor a la empresa. Una vez más queda claro que los mercados no reflejan la situación real de las empresas ni de lejos: Una empresa infravalorada como es Telefónica, con una rentabilidad de dividendo por acción que (si mantiene sus nuevas previsiones) a precios de mercado sería superior al 10 por ciento, habiendo tomado una medida tan acertada para sus finanzas, que le va a permitir acometer nuevas inversiones, mejorando su servicio y reducir su ratio de endeudamiento, ha bajado hoy 1,79 puntos porcentuales.