Telefónica corta su dividendo, apuesta por su sostenibilidad financiera

Telefónica acaba de anunciar hace unas horas cambios importantes en su política de retribución al accionista. Desde el ingreso de Cesar Alierta en la compañía y hasta ahora, la empresa había mantenido un aumento continuo del dividendo y la retribución al accionista. Ahora, sin embargo, ha decidido modificar la retribución al accionista, para hacerla, en mi opinión, más acorde a la situación actual. A continuación se adjunta un gráfico que muestra la progresión de los beneficios por acción de telefónica y la retribución por acción prevista por telefónica hasta ayer.

Fuente de datos: Bloomberg, elaboración propia.

Estas previsiones de dividendo han sido modificadas, para el año 2011 se mantendrá la retribución prometida, no obstante, lo que resta de pagar del dividendo del ejercicio que está a punto de finalizar,  a saber, 0,83 euros por acción, “se abonará en el mes de mayo de 2012, mediante una combinación de pago en efectivo y en especie, este último mediante la distribución de acciones en autocartera de la Compañía por un importe máximo de 0,30 euros por acción, y sujeto a las condiciones de mercado.

A demás, la remuneración total al accionista para el año 2012 ascenderá a 1,50 euros por acción, incluyendo el pago de un dividendo en efectivo de 1,30 euros por acción y una recompra de acciones por el importe restante. Las acciones propias compradas serán amortizadas y el plazo para realizar dicha recompra de acciones finalizará en mayo de 2013.

Para el año 2013 se establece un mínimo de remuneración total por acción similar a la del año 2012 (1,50 euros por acción). La forma de remuneración (dividendo, recompra de acciones o combinación de ambas) se decidirá teniendo en cuenta las condiciones de mercado y las preferencias de los inversores en ese momento.”   (Telefónica S.A., 2011)

La razón de este cambio de política es bastante clara. Telefónica está en un mercado con una competencia muy importante, que no cejará en sus esfuerzos por imponerse, en un sector, además, que requiere de importantes inversiones en infraestructuras y el mantenimiento de estas, si además de eso tenemos en cuenta la actual situación de crisis económica, la débil situación de los mercados financieros internacionales, la crisis política europea y los ratios de endeudamiento de esta empresa, la decisión que ha tomado es la más sabia que podía tomar.

Sin embargo, esto no quita valor a la empresa. Una vez más queda claro que los mercados no reflejan la situación real de las empresas ni de lejos: Una empresa infravalorada como es Telefónica, con una rentabilidad de dividendo por acción que (si mantiene sus nuevas previsiones) a precios de mercado sería superior al 10 por ciento, habiendo tomado una medida tan acertada para sus finanzas, que le va a permitir acometer nuevas inversiones, mejorando su servicio y reducir su ratio de endeudamiento, ha bajado hoy 1,79 puntos porcentuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s